El líquido de las cloacas avanza sobre el río Negro

rio

A pesar del fallo favorable a los amparistas, la orden para que la AIC presente un plan de remediación y los pedidos a los municipios para que ejecuten mejoras en las plantas de tratamiento de líquidos cloacales, la situación de los ríos no cambia, sino que empeora y cada vez más rápido.

Un informe sobre la calidad del agua realizado por la Intendencia General de Recursos Hídricos y el Departamento Provincial de Aguas reveló que el río Negro, en la zona de Allen, triplicó la presencia de Escherichia coli en menos de un año. Por esta razón se prohibió a los habitantes utilizar el agua para actividades recreativas. También la Isla Jordán en Cipolletti presenta valores que triplican el máximo permitido de materia fecal, aunque eso ocurre desde hace varios años.

Los análisis de calidad bacteriológica del río Negro advierten datos cada vez más preocupantes. Según indica el informe citado, en la zona de Allen en 2015 la presencia de Escherichia coli (materia fecal) alcanzaba las 200 unidades por cada 100 ml de agua, mientras que en el análisis del 2016 el nivel de Escherichia coli se triplicó alcanzando las 700 unidades.

Respecto de los balnearios cipoleños, el análisis bacteriológico indica que los más afectados son la margen norte de la Isla Jordán con 550 unidades/ml, la margen sur de la Isla Jordán con 250 unidades y la pasarela en Fernández Oro que supera las 300.

La contaminación ya no se diluye aguas abajo, lo que evidencia el avance del problema sin que se definan planes de acción. La preocupación ya llegó al otro extremo del río Negro y en Viedma se presentó otro recurso de amparo para que la Justicia obligue al Estado a realizar obras de remediación.

Por otro lado, surgió una nueva polémica sobre la existencia o no de productos derivados de los hidrocarburos en el agua de los ríos del Alto Valle. La Provincia encargó un estudio y aseguró que “no se detectaron hidrocarburos policíclicos aromáticos en las muestras tomadas sobre los ríos Neuquén y Negro”, aunque hubo críticas y luego se aclaró que “sólo se obtuvieron resultados positivos en muy bajas concentraciones, en el sitio de descarga” de los líquidos cloacales cipoleños.

“Me llama la atención que en 36 muestras que realizó Prefectura que arrojaron presencia de naftaleno, los organismos responsables aludan que ‘los frascos estaban sucios’ al tomar las muestras”. Jorge Ocampos. Legislador rionegrino, impulsor de un amparo judicial

Secured By miniOrange