La muerte del titular de CAIC reavivó el debate por la Ruta 22

acc

Ayer fue imposible conseguir la palabra oficial sobre cómo fue el incidente vial que le costó la vida a Daniel Becerra. Dudas sobre el rol de un tercer involucrado.

“Estuvo luchando hasta último momento por el ensanche ordenado de la Ruta 22 y paradójicamente perdió la vida en un accidente sobre esa vía”. La frase pertenece a uno de los socios de la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) de Roca, quien ayer por la tarde hacía apenas unas pocas horas que había regresado de despedir a quien era el presidente de la entidad, Daniel Becerra, fallecido en el incidente vial del viernes cuando viajaba con destino a la ciudad de Neuquén.

El fatal desenlace del choque entre el Chevrolet Vectra que conducía Becerra, y un viejo camión Dodge amarillo cargado con cajones para fruta vacíos que estaba estacionado sobre la banquina norte de la cinta asfáltica, disparó una vez más la discusión sobre la necesidad de avanzar a mayor ritmo con las tareas de ensanche de la transitada Ruta 22.

Muchos descargaron su furia en redes sociales y a través de comentarios en sitios periodísticos que dieron a conocer la noticia del choque. Allí, varios achacaron la muerte del comerciante a las trabas que pone el municipio de Roca con la presentación de un amparo para que en el ingreso a la ciudad la traza no sea elevada. Un pedido que también era acompañado por autoridades y socios de la CAIC, entre ellos el propio Becerra.

No obstante, cabe aclarar que la obra de ensanche de la Ruta 22 nunca se detuvo por el amparo mencionado, y que las razones del incidente vial que le costó la vida a Becerra apuntan más a la imprudencia y a maniobras conductivas arriesgadas, en una ruta que ya quedó obsoleta y que debe soportar todos los días mucho más tránsito del que había cuando se construyó.

Respecto de la mecánica del lamentable accidente que le costó la vida a quien también era propietario de la remisería Dacar, poco fue lo que se pudo averiguar ayer. En la jornada fue imposible contactar a los responsables de brindar información oficial, la Policía y la Justicia, ya que no contestaban los teléfonos ni respondían los mensajes dejados por los periodistas de este medio.

En principio hay tres hipótesis (ver infograma adjunto) sobre las que estarían trabajando los peritos. Todas apuntan a una mala maniobra de un tercer camión involucrado (foto), que hizo que Becerra intentara el escape hacia la banquina donde se encontró con el camión Dodge estacionado. Ese tercer vehículo, utilizado para repartir lácteos, permanecía ayer estacionado sobre calle Bolivia, frente a las oficinas del cuerpo de Seguridad Vial de Roca.

Secured By miniOrange