Ratifican la prisión preventiva para Oscar De Piano

piano

La Cámara Segunda de Roca confirmó el procesamiento por “homicidio simple con dolo eventual” del acusado de atropellar y matar a Claudia Segura. Creen que hay un alto riesgo de fuga.

La Justicia confirmó el procesamiento y prisión preventiva de Oscar De Piano por atropellar y matar con su auto a Claudia Segura, el pasado 17 de enero en la calle Viterbori. De Piano está imputado por “homicidio simple con dolo eventual”, y la Cámara Segunda confirmó la calificación destacando que “al embestir con su auto a la moto de la víctima, habría “conducido alcoholizado”, excediendo “groseramente” la velocidad máxima permitida”.

El fallo de la Cámara Criminal Segunda de Roca agregó que “actuó con indiferencia y tomó a su cargo lo que podía ocurrir, acometiendo la acción “con dolo eventual, porque aún sin intención directa o indirecta de delinquir, fue consciente del riesgo”.

El pasado martes 7, el representante del Ministerio Público Fiscal ya había solicitado que se mantuvieran las medidas y situación definidas por el juez de Instrucción, Rubén Norry, adhiriendo a lo que solicitó la querella, representada por los abogados de la familia de Segura, Jorge Crespo y Marcelo Hertzriken Velasco.

El Tribunal valoró con los informes médicos y psicológicos, que el acusado era capaz de comprender la criminalidad de sus actos y de dirigir sus acciones pese a la cantidad de alcohol en sangre.

Prisión preventiva

La Cámara Segunda ordenó mantener la prisión preventiva por los riesgos de peligro de fuga y/o entorpecimiento en el accionar de la justicia por parte del imputado. Además destacaron que De Piano intentó fugarse del lugar de siniestro.

“Tiene el Sr. De Piano la capacidad económica suficiente para irse -de la ciudad, de la provincia o del país- pero, principalmente, porque ya demostró que se fugaría (…) cuando no bien ocurrido el choque asciende intempestivamente al vehículo de la Sra. C., en la parte trasera, diciendo ‘…sacame de acá, me podés llevar…’, deseo y pedido que fue impedido por las personas presentes”. Para el Tribunal, ese acto configuró “un ostensible intento de fuga”. También valoraron la “alta probabilidad de una condena, y con ello la aplicación de una pena” que “podría no ser de ejecución condicional”.

El dato
3,2
gramos de alcohol en sangre, muy por encima del 0,5 permitido, señaló el test de alcoholemia al imputado.
“No bien ocurrido el choque asciende intempestivamente al vehículo de la Sra. C., diciendo ‘…sacame de acá, me podés llevar’”
la frase que destacó el fallo como indicio de la voluntad de fuga del acusado.
Secured By miniOrange