12 pequeños productores cultivan y elaboran aromáticas en Fernández Oro

especias

Hay un antes y un después en el uso de hierbas en la cocina. En el Alto Valle rionegrino funciona desde hace más de una década una cooperativa que produce aromáticas de excelente calidad.

Doce pequeños productores agropecuarios del Alto Valle de Río Negro elaboran hierbas aromáticas en una cooperativa que se fundó hace trece años como alternativa al monocultivo de peras y manzanas.

Allen, Fernández Oro, Cipolletti, Cinco Saltos, Contralmirante Cordero y Peñas Blancas son algunos de los territorios donde se elaboran una serie de hierbas increíbles. Si bien la Cooperativa Agropecuaria y de Consumo Aromáticas Alto Valle también produce hierbas medicinales es quizá en las aromáticas donde está el motor que le dio arranque a esta historia.

En un principio comenzaron trabajando con orégano que es una de las hierbas más populares y luego fueron incorporando otras. En la actualidad producen romero, salvia, menta, perejil, provenzal, albahaca, estragón francés (increíble), menta, melisa, cedrón, burrito y lavanda.

Las hierbas son de hoja y existe todo un mecanismo desde el productor hasta el fraccionamiento. El grupo tiene el seguimiento de María Laura Berzins, ingeniera agrónoma quien esta desde el principio. Ella coordina el ritmo de la cooperativa: un día por semana se juntan los productores en una sala en Fernández Oro, donde se encuentran las máquinas que muelen y trituran. En la cooperativa están las puertas abiertas para que cualquier productor pueda llevar sus hierbas y utilizar el servicio que ofrecen para moler, triturar y fraccionar.

Lo interesante de todo esto no es solamente la calidad de las hierbas aromáticas y medicinales sino el haberse mantenido a flote desde hace varios años con un proyecto cooperativo y lo que eso significa muchas veces en épocas de sálvese quien pueda.

Un ejemplo claro de unión entre productores como proyecto de vida.

Gladys, una productora que vive en Peñas Blancas, Catriel, viaja 400 kilómetros por semana para fraccionar su producción y trabajar.

“Todas las hierbas se secan a la sombra para conservar el color y las propiedades. Ninguno de los productores utilizamos agrotóxicos. Trabajamos y acopiamos, respetamos la estacionalidad de los productos y fomentamos la plantación de los mismos. Entre agosto y septiembre producimos plantines y los ponemos a la venta”, cuenta Gladys mientras abre sacos de aromáticas llenando de fragancias el aire.

Las hierbas aromáticas son tan solicitadas como las medicinales. La gente de la cooperativa prepara mezclas para mate, cosméticos y destilan aceites y elaboran

En la cooperativa venden un pimentón del norte argentino increíble. Cada vez tienen más demanda. Si se piensa en la cadena de producción es inevitable encontrarte con el manejo de la tierra. Hay quienes tienen una determinada cantidad de hectáreas de orégano que pueden manejar, pero ya cuando ese volumen crece porque la demanda así lo indica, el manejo del campo necesita de otras manos.

En Facebook figuran como Aromáticas del Valle. Importantísimo incorporar a nuestra cocina los sabores y aromas que este grupo de productores elaboran con una calidad notable.

Secured By miniOrange