Al menos nueve muertos en la sangrienta votación de Venezuela

vene

El gobierno de Maduro impulsaba la elección de una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución, proyecto que rechaza la oposición.
El comicio quedó marcado por el enfrentamiento que ya lleva meses y que acumula más de 120 fallecidos. Varios países desconocerán los resultados.

Entre nueve y 14 muertos, choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad, ataques a centros electorales y bloqueos marcaron la violenta jornada de votación de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que según la oposición pone en jaque la democracia de Venezuela.

Militares y policías se enfrentaban en un batalla campal en Caracas y otros puntos del país con un cruce de bombas lacrimógenas, perdigones, piedras y cócteles molotov, que en algunas zonas fueron mortales.

Dos adolescentes, de 17 y 13 años, y un militar murieron en el occidental estado Táchira, fronterizo con Colombia, otros tres hombres en Mérida y uno en Lara (ambos, noroeste), en protestas entre sábado y domingo, en el marco de la elección, reportó la Fiscalía.

Aunque la Fiscalía no los vinculó aún con móviles políticos, un candidato a asambleísta murió la noche del sábado en Ciudad Bolívar (sureste), y un dirigente juvenil opositor de un disparo esta madrugada en la costera Cumaná.

Otros conteos de víctimas fatales situaban la cantidad de muertos en 14,

Con esta jornada violenta llegan a más de 120 los muertos en cuatro meses de protestas que exigen la salida de Maduro.

Con carros blindados y lanzando bombas lacrimógenas, militares irrumpieron violentamente en los barrios El Paraíso y Montalbán (oeste de Caracas), en Maracaibo (oeste) y en Puerto Ordaz (sureste) buscando manifestantes que bloquearon calles con barricadas.

“No sé qué odio nos tienen, venezolanos contra venezolanos… ¡Esto es una guerra!”, dijo sin poder contener las lágrimas, Conchita Ramírez, en El Paraíso.

Siete policías resultaron heridos en la explosión de un artefacto en el este de Caracas.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que con esta convocatoria, Venezuela está dando “un paso hacia la dictadura”.

“No aceptaremos un gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán”, escribió Haley en un tuit.

Estados Unidos sancionó a 13 funcionarios y militares cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral, acusados de quebrar la democracia, violar derechos humanos o por corrupción.

Colombia, Panamá, Perú y Argentina anunciaron que desconocerán la Constituyente, y Washington amenazó con más sanciones.

Maduro fue el primero en depositar lo que llamó un “voto por la paz” en un colegio de Caracas. Había pedido llevar el “carnet de la patria” -de programas sociales- para refrendar el apoyo a la revolución, pero el suyo no fue reconocido por el lector de verificación.

“Esta Constituyente nace bañada en sangre. Nace ilegítima porque es muy difícil poder auditar la cantidad de personas, pero técnicamente podemos verificar que hubo muchas irregularidades”, aseguró el analista Nícmer Evans, socialista crítico de Maduro.

Lucena dijo que “solo hubo focos de problemas” en algunos lugares y que la afluencia de votantes era nutrida.

El dato
80%
de loos venezolanos rechaza la gestión de Maduro, marcada por la alta inflación, y un 72% su proyecto de reforma.
“No sé qué
odio nos tienen, venezolanos contra
venezolanos…
¡Esto es una
guerra!”
Conchita Ramírez, barrio El Paraíso, Caracas

Secured By miniOrange