Tortoriello y la Locomotora Oliveras, a las piñas

LOCOMOTORA

La campeona de boxeo se quejó del trato en la ciudad y el intendente la denunció por extorsión

La visita a la ciudad de la pentacampeona mundial de boxeo, Alejandra “Locomotora” Oliveras, terminó en un escándalo. La deportista acusó al intendente Aníbal Tortoriello de mentir sobre las clínicas de boxeo y la organización de una pelea. El jefe comunal no se quedó atrás y dijo que Oliveras exigió de forma extorsiva el pago de $50 mil por su estadía. Insólito.

El miércoles, en la conferencia de prensa habían cruzado elogios, besos y abrazos, pero en tan sólo dos días la relación terminó de la peor manera. Las acusaciones cruzadas entre la boxeadora y el intendente dejaron un sabor amargo y una agenda de actividades cancelada.

En una entrevista en LU19, la pentacampeona trató de noquear al intendente y lo acusó de farsante. “Aníbal Tortoriello me mintió. Estuve esperando cuatro días el contrato para realizar una pelea en la ciudad y nunca llegó. Me voy de Cipolletti con todo el dolor del alma”, relató la boxeadora enojadísima. Según explicó Oliveras, existió un compromiso con Tortoriello en el que acordaron el precio para realizar un show boxístico en La Visera de Cemento y que, analizando los números, llegaron a la conclusión de que con la venta de entradas se recuperaba el dinero e incluso habría ganancias.

“El evento no era caro, porque las mujeres no somos caras como los hombres. Traer a Mayweather, que tiene cinco títulos mundiales como yo, te sale 100 millones de dólares, y yo no cobro ni el 0,1 por ciento”, aseguró.

Oliveras se quejó de la Muni por tenerla “varada cuatro días en un hotel sin entrenarla ni alimentarla como se debe”. “Me duele por mí y por todos los que lo votaron, porque si le miente a una campeona mundial, no quiero saber qué hace con sus ciudadanos”, manifestó.

El intendente Aníbal Tortoriello, en diálogo con LM Cipolletti, devolvió los golpes. Explicó que en ningún momento el Municipio se había comprometido a realizar actividades y que sólo hablaron de la organización de una pelea para noviembre. “Ella llegó sin que la inviten. Yo ni siquiera sabía quién era y nunca terminé de entender qué quería. Nos pareció fabuloso organizar actividades juntos, pero todo lleva su tiempo”, explicó, e indicó que en la última charla que mantuvieron la mujer lo maltrató verbalmente y le exigía el pago de 50 mil pesos por su estadía. “Fue todo muy raro”, concluyó.

$50 mil El monto que exigió la campeona. “Llegó sin que la inviten”, le contestó el intendente.

Del “gran anuncio” al escándalo en los medios

Sin anuncio previo, Alejandra Oliveras “la Locomotora” irrumpió en el quinto piso del Municipio en una conferencia de prensa conjunta con el intendente Aníbal Tortoriello en la que se anunció, sin demasiados detalles, la realización de clínicas para boxeadores y entrenadores de la ciudad. Con los cinturones sobre la mesa y elogios cruzados entre el intendente y la boxeadora, además, se dejó trascender que habría un gran evento deportivo “en noviembre”.

Horas más tarde, desde la Dirección de Deportes confirmaron las actividades locales previstas para ayer y hoy, pero anticiparon que el mayor interés de Oliveras era cerrar “un gran evento” que se iba a realizar en noviembre. En la Muni no anticiparon nada, y al parecer tampoco estaban en conocimiento. El deseo de Oliveras habría sido acordar una pelea con ella de protagonista y montar el ring en el campo de juego de La Visera. Lo que nadie aclaró a pesar de los dardos mediáticos es quién impulsó la idea y qué rol tenía la Muni.

Secured By miniOrange