Secuestran carne ilegal valuada en $600 mil

CARNE

BARDA DEL MEDIO

En la mañana de ayer, la Caminera rionegrina protagonizó el mayor secuestro del año de carne ilegal, proveniente de la vecina provincia de La Pampa. La carga era transportada en un camión y, para no ser descubiertos, los infractores la habían distribuido en seis contenedores de productos químicos. Según las primeras estimaciones, los cortes vacunos tienen un valor superior al medio millón de pesos.

Los contrabandistas de los valiosos costillares pampeanos vienen apelando a distintos mecanismos para no quedar al descubierto y terminar atrapados por el estricto personal del Cuerpo de Seguridad Vial que se desempeña en gran parte del Alto Valle rionegrino. Ayer, la modalidad elegida fue la utilización de un camión Mercedes Benz, modelo 1114, con caja. Como es habitual, los agentes requirieron al conductor la documentación del vehículo y buscaron tener precisiones sobre la carga. Ahí fue cuando los ocupantes del rodado, que se dirigía a Neuquén capital, empezaron a mostrarse nerviosos y limitarse a señalar que llevaban una carga química.

Curiosos, los efectivos que trabajan en el destacamento de Puerto Dique y que responden a las directivas de la jefatura regional de la Caminera, a cargo del subcomisario Miguel Elifonso, avanzaron con una inspección más minuciosa y, para su sorpresa, en los contenedores había varios costillares embolsados. La tarea policial se inició alrededor de las 10 y se extendió pasado el mediodía debido a que había ocultos 186 costillares. El peso total fue de 2790 kilos y se especula con que, por su venta en tierra neuquina, se iba a recaudar una suma cercana a los $600 mil.

Como sucede en estos casos, los ocupantes del vehículo sólo fueron notificados del inicio de actuaciones menores vinculadas al transporte de una carga ilegal, en un vehículo que no es apto para el transporte de sustancias alimenticias y se les dio intervención a los inspectores del Senasa para que dispongan el destino final de los costillares.

Preocupación

El contrabando no descansa

Las personas que viajaban en el camión interceptado ayer por la mañana no son desconocidas para la Policía provincial, aunque en un primer momento habrían buscado no dar precisiones sobre el destino final de la carga ni tampoco el nombre de los compradores, indicaron fuentes allegadas a la investigación.

En concreto, los efectivos pudieron comprobar que un conocido comerciante neuquino recibiría los costillares y que, en otras oportunidades, él mismo se encargó del transporte de la carne ilegal. Mientras el camión Mercedes era conducido por un hombre oriundo de Centenario, su acompañante tiene domicilio en Santa Fe capital.

La incautación llevada a cabo por el personal del destacamento de Puente Dique es una de las mayores de los últimos años y revela que la actividad de contrabando persiste y cada vez, con más fuerza.

Fuente: LMCipolletti

Secured By miniOrange