Pedirán que vaya preso el hombre que baleó la casa de Calderón

bala

Se trata de un portero de escuela. Por ahora le prohibieron que se acerque al lugar del hecho.

El hombre que tiroteó la casa de la dirigente social Lila Calderón fue detenido el miércoles por la noche y ayer le formularon cargos. La Fiscalía lo acusó de portación ilegal de arma de fuego y amenazas calificadas. Tras la audiencia recuperó la libertad, pero le impusieron medidas cautelares para proteger a las víctimas.

En diálogo con LM Cipolletti, el fiscal Martín Pezzetta explicó que el hombre acusado por el ataque tiene 40 años, es portero de un colegio y no cuenta con antecedentes penales. “José Mario Troncoso había mantenido un conflicto anterior por un inmueble que era ocupado por su hermana. Ese lugar fue abandonado y un grupo de mujeres del barrio Obrero lo utilizó para las personas en situación de calle. El hombre se acercó la mañana del sábado y amenazó con un arma de fuego a las mujeres en esa vivienda y luego se dirigió a la casa de Calderón donde efectuó tres disparos”, informó el fiscal.

A su vez, agregó que el atacante fue reconocido por los propios vecinos quienes declararon informalmente en la comisaría y lograron identificarlo.

El miércoles por la noche, por orden de Pezzetta, se detuvo a Troncoso en el domicilio de sus padres, a sólo 400 metros del lugar de los hechos. Ayer por la mañana se le formularon los cargos y lo acusaron por tenencia ilegal de arma de guerra y amenazas en concurso ideal. No se pidió la prisión preventiva ya que se desestimó el riesgo de fuga, aunque la jueza aceptó la imposición de medidas cautelares para evitar el entorpecimiento de la investigación y para proteger a las víctimas.

“La jueza Sonia Martín autorizó la implementación de una restricción de acercamiento de 300 metros al lugar del hecho y un impedimento de contacto con las mujeres y sus hijas a través de cualquier medio. Además se deberá presentar de forma personal cada semana en la sede judicial”, explicó Pezzetta.

Se conoció que debido a la acusación formulada el hombre podría recibir una condena de prisión efectiva como mínimo de tres años y tres meses. “La Fiscalía va a pedir la prisión efectiva”, afirmó Pezzetta, y añadió que Calderón, la víctima, estuvo de acuerdo con las medidas cautelares.

Secured By miniOrange