Cayeron los robarruedas

roba

Atacaban todos los fines de semana en predios de canchas de fútbol.

Los torneos amateurs de fútbol ya son una tradición en Cipolletti, donde todos los fines de semana se dan cita miles de jugadores. Pero este movimiento intenso es también una tentación para los amigos de lo ajeno. Este último fin de semana, cansados de la inseguridad, jugadores que se encontraban en el predio Los Álamos decidieron hacer justicia por mano propia al ser testigos y víctimas de un robo a plena luz del día. Dos delincuentes, ya conocidos por hechos similares, robaron una rueda de un Ford Focus y se dieron a la fuga, pero tras una persecución fueron detenidos.

Los osados deportistas contaron que vieron “un auto sospechoso” que rondaba la zona. Se trataba de un Suzuki Fun de color gris. “Me llamó la atención que estuvieron cerca de mi Focus con la puerta abierta como cinco minutos, pero como es normal porque está lleno de gente… Después me decidí ir a ver qué pasaba y vi que el vehículo se fue”, contó a LM Cipolletti el damnificado.

Cuando llegó al estacionamiento, notó que le faltaba una rueda y que en su lugar había un ladrillo. Indignado, volvió adonde estaban sus compañeros de equipo para contarles lo sucedido y entre todos salieron a buscar a los delincuentes.

“Con un amigo los empezamos a seguir. Los perseguimos varios kilómetros, desde Los Álamos hasta calle San Luis, luego por Circunvalación, por la calle La Esmeralda, por una calle rural y llegamos hasta la parte de atrás de Pollolín. De ahí terminamos en el predio Iglesias, que fue donde los atrapamos”, indicó.

Mientras recorrían, dieron aviso a la Policía y en el camino se cruzaron con un patrullero. Le hicieron señas, relataron lo sucedido y comenzaron juntos la persecución.

Fueron los efectivos los que lograron interceptarlos y detenerlos. Para zafar, los ladrones habían tirado la rueda en una cancha cercana, pero una pila de ladrillos en el baúl del auto que usaban para perpetrar los robos y una potencia de música sustraída a otro vehículo terminó por delatarlos y no supieron cómo justificar la situación. A los gritos, la gente les pedía a los uniformados que los soltaran para poder pegarles.

Escrache por las redes sociales

Los amigos del jugador víctima del robo filmaron a los sospechosos y los escracharon en las redes sociales. Ambos quedaron detenidos en la Unidad 32ª de Cipolletti. Por su parte, el dueño del auto dijo que “es necesario que los dueños y encargados de las canchas se hagan responsables de la seguridad de los vehículos de quienes participan de los torneos”.

Secured By miniOrange