“Me da vergüenza ajena”

milesi

La legisladora provincial de Cipolletti, Marta Milesi, perteneciente al bloque de Juntos Somos Río Negro, fue tajante con lo que ocurrió en el hospital cipoleño, donde se negaron a practicar un aborto no punible a una joven que había sido violada. “Todo lo que no hay que hacer ante ese tipo de eventualidades se hizo en el hospital de Cipolletti”, lamentó.

Milesi es médica y fue la autora de la ley que estableció en la provincia el aborto no punible para el caso de las mujeres embarazadas después de un acto de violación.

Respecto del caso de la chica cipoleña de 19 años que había sido violada y que no quería hacerse cargo del producto de esa violación, la legisladora dijo que “se le vulneraron todos los derechos”.

El grupo de ginecólogos que la atendió se negó a intervenir de acuerdo con lo que prescribe la ley del aborto no punible. A la muchacha la tuvieron internada hasta que dio a luz contra su voluntad. El bebé, en tanto, fue entregado luego en adopción.

Por esta situación ya hubo varios reclamos, uno administrativa ante el Ministerio de Salud Pública de Río Negro, otro que interpuso el fiscal partiendo de informes periodísticos y un tercero que hizo la legisladora Milesi por incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos y hasta por el delito de mala praxis. Todo esto, claro está, además de la demanda de la víctima. “Ya se hizo la formulación de cargos de acuerdo al nuevo Código Procesal Penal, y después, seguramente antes de fines de año, la acusación. Allí el juez determinará si van a juicio o no”, explicó Milesi.

La histórica referente radical de Cipolletti destacó que tanto por parte de la jueza de Familia y como de los defensores de la joven están actuando como nunca, muy bien, con gran efectividad, pero también hay que decir que “los profesionales de la salud volvieron a violar a la víctima, porque hemos retrocedido por lo menos diez años”.

En ese sentido, agregó que “nuevamente se ha vuelto a instalar este modelo médico hegemónico en donde el médico se transforma en juez y decide lo que hay que hacer, cuando en realidad el médico debe dar todas las herramientas y toda la información, en cualquier aspecto de la salud, para que cada cual resuelva sobre su cuerpo”.

En declaraciones a la agencia APP, la cipoleña sostuvo que “a partir de ese lamentable caso los médicos comprometidos se convirtieron en objetores de conciencia cuando no lo habían sido hasta ese momento y sólo hubo un médico objetor. Razón por la cual yo estoy convencida de que esto no corresponde, que el artículo 11 de la ley es terminante. Dice que cuando alguien entra al sistema de salud de Río Negro, tiene treinta días de plazo para tomar conocimiento de la ley y explicitar su condición de objetor de conciencia ante dos circunstancias: por un problema de carácter religioso o una causa mayor”.

Finalmente, Milesi señaló que la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue, con asiento en Cipolletti, a partir del año que viene tendrá una cátedra libre para hablar del aborto, no sólo para los estudiantes, sino para toda la comunidad. Por último, señaló que es una contradicción que trabaje en el proyecto la destacada profesional Gabriela Lucchetti, con el hospital de Cipolletti, que es un hospital escuela, donde se vulneran los derechos de una joven violada.

Un caso que divide aguas

No le brindaron atención

La joven quedó embarazada producto de una violación y le negaron el aborto en el hospital.

Denuncias a los ginecólogos

Los ginecólogos no se habían anotado en el registro de objetores de conciencia, por lo que los denunciaron por violar la ley.

Secured By miniOrange