El 90% de los 3.000 millones que manejará Ipross irá a prestaciones

di tella

En 2018 tiene previsto aumentar un 32% la recaudación de aportes. El gasto promedio por afiliado es de unos 14.300 pesos por año. Feclir reclama una deuda de 72 millones. El titular de la obra reconoce 55 millones.

El Ipross tiene asignado 3.030 millones de pesos para el año próximo, un 32% más respecto de la ejecución del presente ejercicio.

Casi el 90% se concentra en los convenios prestacionales, que este año se aproximarán a los 2.100 millones. Esa partida -denominada “otros gastos”- se prevé para el 2018 en 2.718 millones. La ejecución actual significa un costo promedio de 14.300 pesos anuales por afiliado y proyectan una reserva cercana a los 19.000 para el año próximo, siempre considerando un padrón de unos 145.000 inscriptos.

El debate parlamentario del presupuesto -que comenzará mañana en comisiones- coincide con la crisis del vínculo entre la obra social y la Federación de Clínicas, uno de sus principales convenios. El corte del servicio por parte de la entidad finaliza hoy, aunque el Ipross ya resolvió la rescisión del contrato a partir del 31 de diciembre. Queda esperar esta transición de 11 días, inicialmente si las clínicas mañana retoman la atención.

Mientras tanto, el registro de la Contaduría -a octubre- consigna que el Ipross comprometió erogaciones por casi 1.913 millones de un presupuesto del 2017 por 2.040 millones. Las afectaciones por “asistencia médica”, “gastos sanatoriales”, “laboratorios”, “medicamentos”, “odontológicos”, “radiología”, “prótesis” y “otras prestaciones” llegan a los 1.730 millones, agrupando el 90% del reparto de los recursos del Ipross. La partida de Personal, la segunda, significa un 6%.

La fuerte incidencia de los convenios explica la permanente atención de la conducción del Ipross y la sostenida tensión con los privados cuando existen demoras en los pagos. Por caso, la Federación de Clínicas alude que las prestaciones pendientes llegan a los 72 millones, pero el presidente del instituto, Claudio Di Tella, acusa 55 millones y sostiene octubre todavía no venció.

El corte de Feclir fue cuestionado por los gremios y, también, por la Defensora del Pueblo, Adriana Santagati, que criticó esa actitud porque “se toma de rehenes a los pacientes”, que “es la parte más débil”, y los privados asumen “una actitud extorsiva”, más allá del derecho de cobrar lo que se le adeuda.

¿Los pasivos prestacionales del Ipross? Superaban los 220 millones en agosto, según informó a la Fiscalía de Investigaciones. Ayer, Di Tella explicó que esa cantidad correspondía a un período complicado y que el número disminuyó, ubicándose “en los 100 millones”.

En cambio, las estimaciones privadas superan esa previsión, a pesar que las otros prestadores confían en los tiempos prometidos por el Ipross. Por caso, la Federación de Farmacéuticos estima cobrar en diciembre las dos quincenas de agosto y, luego, “cheques diferidos en enero por dos meses”. En contraposición con Feclir, el titular de los farmacéuticos, Marcelo Yop, resalta la predisposición de Di Tella, quien se concentra en cumplir con las restantes prestadores y aislar a la entidad de las clínicas.

“En la disputa por intereses económicos (entre las clínicas e Ipross) el que resulta perjudicado siempre es el afiliado”.
La defensora del pueblo de Río Negro, Adriana Santagati.
Los gastos de atención, sanatorios, medicamentos, odontólogos, imágenes, prótesis y demás llegan hoy a los 1.730 millones.
Di Tella asegura que está garantizada la atención

El Ipross asegura que tiene garantizada la atención sanatorial, a pesar que Feclir tiene cortado hasta hoy ese servicio. Desde hace una semana, desde la anunciada suspensión, no hay formal contacto entre la obra social y esa federación, pero mañana se abrirá una instancia, a partir de que finaliza el plazo de corte y existirá una transición hasta la fecha de rescisión resuelta por la obra social.

La pulseada por los pagos también conlleva una discusión pendiente para reformular convenios y los siempre pretendidos controles que el Ipross prometió hacia las prestaciones que facturan los privados.

El fin de semana, Di Tella reiteró que el obra social “garantiza, a través del sistema público hospitalario, la atención de urgencias y emergencias” mientras que “las consultas y atención ambulatoria se cumple con la Federación Médica”. Agrega que “los procedimientos que requieran anestesia se cumple por el convenio con la Asociación de Anestesiología”, sumando que la “atención se distribuye en Cipolletti, a través de la Fundación Médica, en Roca con Fundación Labat e Instituto Radiológico, en Choele Choel con Imepa, y en Neuquén a través del San Lucas, Clínica Pasteur, Policlínico Neuquén y Cmic”.

Secured By miniOrange