Doble revés judicial para Boudou

budu

Amado Boudou sumó dos reveses judiciales en un mismo día. El juez federal Ariel Lijo rechazó el pedido de excarcelación y arresto domiciliario por lo que el exvicepresidente continuará detenido en el penal de Ezeiza por la causa en su contra por presunta asociación ilícita y lavado de dinero.

Al mismo tiempo, el magistrado procesó con prisión preventiva al ex vicepresidente Amado Boudou en la causa por la falsificación de facturas en la rendición de viáticos. También fueron procesados Héctor Eduardo “Cachi” Romano, exsecretario del exvicepresidente; y Guido Forcieri, exjefe de Gabinete del Ministerio de Economía.

El juez federal Ariel Lijo falló en contra de excarcelar o enviar a prisión domiciliaria al ex vicepresidente, detenido de manera preventiva en el Penal de Ezeiza. Lijo se opuso al pedido de la defensa del ex funcionario. Para el magistrado, “aún subsisten las circunstancias que en su momento justificaron la denegatoria de la excarcelación solicitada por Amado Boudou, puesto que se encuentran en curso diversas medidas probatorias”.

“Corresponde tener en consideración que los hechos imputados al nombrado al momento de prestar declaración indagatoria encuadrarían en los delitos de asociación ilícita -en calidad de jefe- y lavado de activos”, sostuvo el magistrado. Boudou fue detenido el 3 de noviembre pasado de manera preventiva y alojado desde entonces en la cárcel de Ezeiza, en una causa en la que, según la justicia, el ex vicepresidente no pudo justificar el origen de parte de su dinero y de sus bienes.

Lijo acusó a Boudou por el supuesto lavado de activos por 4.238.900 pesos y 995.000 dólares, en tres maniobras, una de ellas a través del blanqueo de capitales de la ley 26.476, en el 2009, al que ingresó Núñez Carmona. El abogado de Boudou, Eduardo Durañona, apelará el rechazo de Lijo ante la Cámara Federal porteña, que un mes atrás ya había manifestado la pertinencia de evaluar una morigeración de la detención del exvicepresidente.

En su fallo, Lijo también rechazó un pedido de excarcelación presentado por la defensa de José María Núñez Carmona, socio de Boudou y, al igual que el ex vicepresidente, detenido en Ezeiza acusado de haber encabezado una asociación ilícita destinada a cometer delitos relacionados con el lavado de dinero.

Por otra parte, Lijo también dictó un procesamiento con prisión preventiva contra Boudou en otra causa, en la que se investiga el delito de malversación de fondos por la presunta falsificación de facturas para la rendición de viáticos entre 2009 y 2011. También fueron procesados sin prisión preventiva el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía Guido Forcieri y el exsecretario privado de Boudou, Héctor “Cachi” Romano, a quienes se le trabaron embargos por un millón de pesos a cada uno.

El juez Lijo consideró que los procesados “defraudaron a la administración pública, mediante la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos”. Las supuestas rendiciones falsas se hicieron con “comprobantes falsificados del hotel Bel-Ami (París, Francia) y del intérprete Eduardo Kahane, conforme surge de la prueba recolectada en el expediente”, argumentó Lijo.

El magistrado estimó en algo más de 17 mil euros la defraudación y entendió que los procesados “obtuvieron un beneficio económico directo, sustrayendo de las arcas del Estado parte del dinero que les fue entregado para cubrir los ‘gastos eventuales’ de las comisiones que realizaron al extranjero”.

Secured By miniOrange