Wisky confirmó que están paralizadas las obras en la Ruta 22

wiaky

El diputado nacional por Cambiemos aseguró que el parate se debe a la falta de pagos del gobierno nacional a las empresas constructoras.

El diputado nacional de Cambiemos y candidato a gobernador 2019 de Río Negro, Sergio Wisky, confirmó que efectivamente las obras en las rutas 22 y 5 estuvieron paralizadas, el último mes, tal como lo retrató este medio en varias ediciones. En diálogo con “Río Negro”, el legislador reconoció el parate por falta de pagos del gobierno nacional a empresas constructoras, pero lo atribuye a un retraso administrativo de principio de año y asegura que el trabajo normal en las obras se restablecerá desde el jueves que viene. Wisky también lanzó unos dardos al intendente de General Roca, Martín Soria, al asegurar que el conflicto en ese tramo de la Ruta 22 por la llamada “muralla” podría retrasar toda la obra.

La postal se repitió en varios tramos de la Ruta 22 desde fin de año: pocos obreros o ninguno, escasas máquinas funcionando sobre la calzada, sin avances. “Siempre hay, en los primeros 15 o 20 días del año, un período en las obras en que se para, y se arranca el 15 o 20 de enero. Esta vez hubo un retraso por temas administrativos, y eso se está solucionando”, afirma Wisky. Según el diputado, el problema se concentró en la Ruta 22 y la 5 a Playas Doradas (donde el control lo lleva el Municipio), pero asegura que las obras en la 23 avanzaron sin ninguna dificultad.

El presupuesto 2017 para obras en la 22 fue de $ 1.200 millones. Para el 2018, Nación tiene presupuestado $ 1.600 millones. Los datos actuales de ejecución del Presupuesto son del cierre del tercer trimestre del 2017; aún no está la presentación de los estados contables para todo el año. No se trata de una falta, sino de tiempos legales. A septiembre del año pasado, se había ejecutado el 81,8% del presupuesto de obras de transporte. En Hacienda dejaron trascender que la ejecución rondará el 97% para todo el año.

Sin embargo, desde gremios y empresas se advirtió que el Estado nacional no giró todavía los fondos para continuar las obras locales.

Consultado por la falta de pagos, Wisky negó que se trate de inacción y contestó: “Siempre en la readecuación de las partidas presupuestarias hay un delay administrativo. Cuando empezás a ejecutar el nuevo presupuesto todavía estás cerrando el anterior, la carga administrativa está en el cierre de la partida del año pasado, son esos 15 o 20 días que se toman para hacer el encaje con las empresas. En ese delay administrativo y de falta de pago las empresas aprovechan y les dan licencia a sus operarios. Hasta que se retoma el nuevo presupuesto y empiezan a ejecutar las nuevas partidas pasan estos plazos. Estamos en esa etapa”, reiteró.

El diputado sostuvo además que la situación comenzará a regularizarse desde el jueves que viene: “Todos los pasos administrativos, que son muchos, ya se están destrabando. Hemos preguntado varias veces sobre la 5 y la 22, y el 8 de febrero ya se tiene que empezar a pagar”, anunció.

Fuera del tema administrativo, el diputado señala el conflicto en Roca como factor de retraso para el conjunto de la 22: “No es sólo en el punto de discusión, no es sólo en el tramo de Roca, esto impacta en toda la obra. Hay toda una estructura administrativa tratando de resolver este tema”, asegura. No hay plazos de solución del conflicto, ni fechas límite, mientras se estudian alternativas en Vialidad.

Sin nombrarlo, Wisky apunta contra el intendente Martín Soria, potencial rival para las elecciones a gobernador 2019: “Hay una mirada inflexible de parte de algún sector de Roca. Eso es muy sintomático de la historia de Río Negro, que hay siempre una mirada obstruccionista o reaccionaria y quedamos todos trabados ahí. Va a ser un desafío dirigencial poder salir de eso, porque Río Negro necesita inversión pública intensa. Todo esto al final lleva a que se retrase y después cuesta retomar todos los procesos porque se van cayendo contratos, hay que relicitar, readecuar precios, todo lo que siempre sucede”, concluye.

“No avanzan porque no están fluyendo los fondos”
“El gobernador ha firmado cheques en blanco y no tiene voz para exigir ni defender nada de Río Negro ante Nación”, dispara Silvia Horne. La diputada nacional del peronismo asegura que es Alberto Weretilneck quien debería presionar al gobierno nacional para que agilice la reactivación de las obras en la Ruta 22.
“Estuve reunida con la Uocra de Viedma. A todos les consta que no avanzaron las obras porque no están fluyendo los fondos. El Estado nacional no está girando los fondos, esto es lo que dicen las organizaciones sindicales”, sostiene Horne que, tras un mes agitado con temas nacionales que concentraron su atención, asegura que insistirá con la Ruta 22.
“¿Qué se puede hacer?”, preguntó Río Negro. “Esto habría que preguntárselo al gobernador de Río Negro. No defendió sus organismos técnicos, su universidad que está desfinanciada, no defiende la obra pública, no defiende nada. Hacia allí se debería dirigir la pregunta, qué clase de relación tiene con el gobierno nacional que directamente no ejerce ningún reclamo, ningún pedido. Él es el primer representante de la provincia ante el Estado nacional y es además quien debe garantizar el resultado de las políticas que se realizan en su territorio”, contestó.
Datos clave
1.600
son los millones de pesos que están presupuestados para ejecutar en todo el 2018
en la Ruta 22.
60%
de los 4.800 millones de pesos para obras en Río Negro se destinarán para vialidad.
1.200
son los millones de pesos que habían sido presupuestados durante el año pasado para la Ruta 22.
81%
es lo que Nación había ejecutado, al cierre del tercer trimestre del año pasado, en obras públicas.
Secured By miniOrange