Sobrevivió cuatro días perdido en el campo en Sierra Grande

expoli

Salió a buscar leña con un amigo, se les rompió la camioneta y quedaron varados. Hubo un amplio operativo de búsqueda, pero el hombre de 61 años apareció solo.

Durante cuatro días, un expolicía de 61 años estuvo perdido en los campos que rodean Sierra Grande. Bajo un sol abrasador, sobrevivió tomando agua de charcos y comiendo piquillines. Mientras un gran operativo lo buscaba, recorrió decenas de kilómetros hasta que apareció sano y salvo.

Desde el domingo 28 al mediodía al jueves 1 a las 15, Paulino Copa, expolicía, jujeño, de 61 años, caminó, descansó y soportó la noche, el hambre y la sed. “Aguanté comiendo piquillín y agua de los charcos; hacía mucho calor”, señaló el hombre a “Río Negro”.

Dijo que nunca tuvo miedo, sabía que su fuerza lo llevaría otra vez al pueblo y recordó que una vez, hace seis años, caminó desde Los Menucos a Sierra Grande. La distancia entre ambas localidades es de 359 kilómetros.

El ex policía es muy conocido en el pueblo, donde junta residuos y leña para vender. Vive en la extrema pobreza y siempre lo acompañan varios perros.

El domingo pasado Copa y un amigo fueron a buscar leña a unos 32 kilómetros de Sierra Grande en el camino conocido como del gasoducto. La camioneta F100 en la que viajaban tuvo un inconveniente mecánico, y ambos empezaron a caminar.

Copa se cansó y su amigo fue hasta una aguada a buscar agua con una botella; cuando regresó su compañero ya no estaba.

El muchacho empezó a caminar hacia Sierra Grande y en el camino se encontró con su padre que los había ido a buscar porque estaban demorando mucho.

Al llegar a Sierra Grande hicieron la denuncia y se activó el protocolo de búsqueda. Se rastrilló toda la zona de día y de noche, incluso los investigadores rastrearon dentro de dos jagüeles.

Participaron de la búsqueda la brigada rural de San Antonio y personal de las comisarías de Sierra Grande y Playas Doradas, se sumaron canes, el COER, bomberos y hasta un hombre de Prefectura.

Después de cuatro días en el campo Copa llegó caminando a un parador que está al costado de la ruta 3, cerca de Arroyo Verde. Había caminado buscando el pueblo y terminó cerca de límite con Chubut, a unos 35 kilómetros al sur de Sierra Grande y a 10 del límite con Chubut.

“Tomaba agua de los charcos y comía piquillín, el piquillín es comida”, dijo. Se mostró sorprendido con la gran cantidad de manadas de guanacos que cruzó en el camino.

“Tomaba agua de los charcos y comía piquillín, el piquillín es comida. Hacía mucho calor pero no tenía miedo, sabía que iba a llegar”
Paulino Copa, expolicía de 61 años. Llegó caminando a un puesto.
Secured By miniOrange