Quería dar a su beba en adopción en secreto, pero no la dejaron

bb

La mujer procuraba entregarla a otra familia, pero la Justicia privilegió el derecho de los niños a conocer su identidad y crecer en su entorno familiar.

Una madre cipoleña quiso dar a su beba recién nacida en adopción, pero la Justicia frenó el proceso para asegurar que los familiares tengan la chance de adoptarla. La mujer quería que el proceso fuera secreto y el juez de Familia, Jorge Benatti, se lo negó porque la pequeña tiene derecho a conocer su identidad en el futuro.

En el fallo, el juez sostuvo que los principios generales que rigen el sistema adoptivo están diagramados para dar prioridad a los derechos del niño ante cualquier otro. Entre ellos, se contemplan los derechos a la vida familiar, a preservar su identidad y a ser protegidos y asistidos especialmente por parte del Estado cuando resulten temporal o permanentemente privados de su medio familiar.

Por ello, los jueces están obligados a tomar contacto con la familia de origen de esa beba, con su familia ampliada y con referentes afectivos. Recién luego de comprobar que los vínculos no son viables se puede buscar una familia por fuera de su entorno social para la adopción. Y ese es el proceso que se realiza actualmente.

La mujer apeló la sentencia, pero la Cámara respaldó el fallo original. “El interés superior de la niña a preservar su identidad en su familia de pertenencia” es prioritario, consideraron los camaristas al rechazar el pedido de la mujer para dar en adopción a la beba sin que se enteraran sus familiares directos .

Del pedido a un hogar sustituto

Reclamo

La mujer dio a luz y pocos días después pidió a la Justicia que la beba fuese dada en adopción, pero sin notificar a sus familiares. Se desconocen las causas del pedido.

Familia temporal

La Justicia no accedió al pedido y le dio intervención a la Secretaría de Niñez, que ubicó a la criatura en un hogar sustituto hasta que se resuelva el caso.

Secured By miniOrange