Cierra refugio de Neuquén nocturno por alta demanda

hogar

Es para hombres en situación de calle y funciona en una parroquia. Ya no tiene camas disponibles. El comedor sí funciona.

Desbordado por la demanda, el refugio “Cura Brochero”, destinado a hombres en situación de calle, cerró sus puertas por tiempo indefinido como centro de pernocte, a la espera de encontrar un nuevo espacio para continuar con sus labores.

El lugar, que funcionaba desde julio del año pasado en la calle Antártida Argentina al 727, recibe aportes del gobierno provincial y tiene capacidad para 10 personas. Pero en la última semana hubo días en que recibieron hasta 27 hombres que buscaban donde dormir. Sigue en pie, en cambio, el espacio de asistencia alimentaria.

Te puede interesar El refugio nocturno para los que buscan un techo se quedará sin vianda

El centro de asistencia funciona en las instalaciones de la parroquia Inmaculada Concepción a cargo del padre Carlos Duhourq. Fue instalado en la antigua casa del párroco, que mediante una inversión del Ejecutivo provincial se modificó y adaptó para colocar 10 camas. “Cuando comenzamos era para 8 o 10 personas, en julio del año pasado, cuando estaban terminando los fríos. Pensábamos que llegado el verano esto iba a bajar, pero no fue así”, explicó.

Duhourq dijo que con el correr de los meses más y más personas acudieron al lugar para pasar la noche, al resguardo del frío y de la inseguridad. “En la calle es más fácil comer que dormir, la gente busca el refugio para prevenir distintas situaciones, saben que si se tiran a dormir en cualquier lado se pueden levantar sin las zapatillas”, dijo el cura.

“Descubrimos la gente viene por diferentes razone. Están los que llegan por situaciones laborales, por disolución de vínculos familiares, se rompen parejas y si hay chicos, la mujer y los chicos se quedan en la casa y el hombre a la calle. No tienen donde dormir; de a poco fue subiendo. La semana pasada hemos tenido días de 27 personas durmiendo, algunos que vienen, comen se bañan y se van”, explicó.

Te puede interesar Hay techo para los que no lo tienen

Remarcó que algunos usuarios del refugio cuentan con fuentes laborales, pero el dinero no les alcanza para un alquiler y están obligados a pasar la noche en el albergue.

Por otro lado, hay familias enteras que llegan desde distintos lugares en busca de una salida laboral, pero al llegar a la ciudad se encuentran sin nada. “Hay gente que viene a ver si consigue trabajo y no puede, se desilusionan y se va. En algunos casos hacen amigos y consiguen donde dormir”, manifestó.

El desborde de demanda obligó al obispado de Neuquén a cerrar las puertas durante la noche, al menos para el refugio. El cura a cargo manifestó que “la idea es que en un plazo no mayor a los 10 días podamos encontrar otro lugar y readecuarlo”.

Mientras tanto se continuará brindando alimentos a las personas, las puertas del recinto se abren todos los días a las 18 y el comedor se sostiene con aportes del gobierno provincial.

El dilema del padre Dohuorq: más asistencia social o la parroquia.
“Cuando vez un campo de refugiados, es parecido a esto. Ya no entran más camas”, graficó Carlos Dohuorq sobre la situación del refugio y aclaró que “las opciones son trasladarlos a otro salón que hay en la misma parroquia, pero me quedo sin las actividades propias de la comunidad”.
Respecto a las perspectivas a futuro, el cura indicó que hay dos alternativas: “tendríamos que convertir todo el lugar en un refugio, que es una opción, pero es una decisión del obispado porque habría que cerrar una parroquia. La otra es ver si es posible buscar otro lugar para solucionar esta situación”, añadió.
Ayuda de 28 mil pesos por mes aprobó el CD

Cecilia Maletti. concejal de Libres del Sur, informó que se publicó en el Boletín Oficial la ordenanza que otorga para el refugio 2000 módulos que corresponden a 28 mil pesos por mes.

La edil criticó el veto del intendente Horacio Quiroga de la ordenanza que creaba un equipo interdisciplinario. “Es un equipo de profesionales no sólo para que aborde este refugio sino para cualquier organización que requiera la asistencia de un equipo interdisciplinario donde haya psicólogos, gente de salud mental, asistente social. De acuerdo a la problemática el profesional que se requiera “, expuso.

Dijo que desde 2010 está vigente al ordenanza 11.709 que “crea un refugio municipal nocturno para personas en situación de calle que nunca se hizo”.

Señaló que hay que pedir que “se ponga en marcha el refugio municipal. Hay una ordenanza y se debe cumplir”.

La concejal de Libres del Sur remarcó que están faltando otras plazas para alojar a otras personas.

Maletti destacó que el Refugio Gabriel Brochero, que es de carácter transitorio para hombres en situación de calle, se creó para albergar a ocho personas y actualmente triplicó el número de personas asistidas.

Secured By miniOrange