Murió la mujer policía que le salvó la vida a un bebé

poli

Verónica Melillán salvó vía telefónica la vida de un bebé, dándole instrucciones al padre que llamó desesperado.

La mujer policía que en julio de 2015 le salvó la vida a un bebé de 14 días que había dejado de respirar, falleció ayer tras pelear contra una dura enfermedad.

 

Se trata de Verónica Melillán, de Viedma, quien se hizo conocida por la intervención que tuvo que asumir al comandar el Servicio de Emergencias 911 que tienen su base operativa en la capital provincial, con un llamado proveniente de la localidad de San Carlos de Bariloche.
Melillán falleció en un centro asistencial de la ciudad de Neuquén, y será trasladada a Viedma para su morada final.
Cientos de personas expresaron ayer su pesar por el fallecimiento de la mujer, quien supo utilizar sus conocimientos en primeros auxilios para salvarle la vida a un bebé, muy a pesar de loa mil kilómetros de distancia.
La Jefatura de Policía informó ayer que lamentaba “el fallecimiento de la Cabo Primero Verónica Melillán, quien cumplía funciones en el Servicio 911 Río Negro Emergencias, conocida en este último destino por haber contribuido con sus conocimientos en primeros auxilios a salvar la vida de un bebé, entre otros actos destacados”.
El deceso de la suboficial se produjo en la mañana de este domingo en la ciudad de Neuquén, donde se encontraba internada.
“Desde esta Jefatura de Policía acompaña a su familia en tan penoso transitar y hacemos llegar nuestras condolencias elevando una plegaria por su eterno descanso”, agregaron desde la entidad.

 

El hecho
El llamado desesperado de un padre al 911 encontró la voz calma y segura de una operadora policial, que diligentemente le fue dando instrucciones sobre cómo proceder para reanimar a su bebé, que se había quedado sin respiración.
El accionar del servicio de emergencias de la Policía de Río Negro cobró notoriedad nacional, tras difundirse el audio de la llamada.
Allí puede escucharse la forma en que la operadora Melillán fue dando instrucciones al padre mientras enviaba de urgencia una ambulancia al domicilio, donde el niño de tan sólo dos semanas de vida estaba sin respirar.
La familia del niño vive en Bariloche, en tanto que el sistema 911 se atiende en la ciudad de Viedma.

Secured By miniOrange