Quedó preso por el riesgo de fuga

arroyon

El nombre del detenido es Maximiliano Figueroa, quien fue condenado por el crimen de Leonardo Guzmán en un boliche de El Arroyón.

El hombre identificado como Maximiliano Figueroa quedó preso ayer luego de un pedido del Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, que alertó sobre un posible riesgo de fuga. El detenido ya fue condenado por un crimen ocurrido en un boliche de la zona de El Arroyón, en Cinco Saltos, pero permanecía libre debido a que la sentencia no está firme.

Al igual que otras personas castigadas por hechos delictivos, Figueroa gozaba de libertad debido a presentaciones impulsadas por su representante legal. Sin embargo, en su caso, los fiscales advirtieron que no tenía un domicilio fijo y además había intimidado a familiares de la víctima. En este marco, impulsaron un requerimiento para que se le dicte la inmediata prisión preventiva. Tras la audiencia, los jueces Sonia Martín, Laura González Vitale y Gustavo Quelín se mostraron de acuerdo con los acusadores y ordenaron la detención del asesino.

“Estamos conformes con la resolución del Tribunal y hemos podido acreditar el riesgo de fuga por parte el imputado”, destacó el fiscal Pezzetta.

Al inicio de la audiencia el fiscal mencionó que la causa se encontraba recurrida restando la resolución a una queja por recurso denegado respecto de un control extraordinario ante el Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

Según indicó el representante del Ministerio Público no se tenía una certeza concreta del domicilio del imputado y entendió que esta situación acreditaba un latente peligro de fuga. Al respecto mencionó que al intentar notificarlo en numerosas oportunidades en su domicilio informado a las autoridades no había podido ser ubicado y que se tenía conocimiento que el hombre se estaría construyendo una vivienda en otro sector de la ciudad.

Pezzetta precisó que Figueroa había cambiado de domicilio sin informarlo al Tribunal, incumpliendo las pautas de conducta que se le hubieran impuesto en oportunidad de ser condenado.

Por otro lado, resaltó que los familiares de Leonardo Guzmán se habrían cruzado en una fiesta con el condenado –quien se encontraba en aparente estado de ebriedad– y en esas circunstancias los habría increpado.

El crimen protagonizado por Figueroa ocurrió el 19 de junio de 2017 en el Paraje El Arroyón, en el interior del local Mirtha Bailable.

Secured By miniOrange