Quedó firme la condena a los ladrones que picanearon a una familia en 2011

crimen

Haciéndose pasar por testigos de Jehová, dos ladrones ingresaron a una chacra en Fernández Oro. En el lugar se encontraban cinco personas mayores preparando un cumpleaños. Dos de ellos fueron electrocutados con una picana.

La Corte Suprema de Justicia rechazó el último recurso que interpuso la defensa de dos hombres condenados por un violento robo en una chacra de Fernández Oro. El Tribunal de Cipolletti ordenó la detención, ya que la sentencia quedó firme. Desde 2015 pesaba sobre ambos una condena de 8 años de prisión efectiva por este hecho.

Se trata de Sergio Daniel Lirian y Horacio Javier Arias, que en octubre de 2015 fueron condenados por la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti a ocho años de prisión por el delito de “robo calificado por el uso de arma impropia”. En el caso de Lirian ya cumplía condena por otros hechos ocurridos en la provincia de Neuquén. Arias llegó a la sentencia en libertad y el pasado jueves lo detuvieron en su domicilio en la ciudad de Neuquén.

El asalto ocurrió el 14 de octubre de 2011 en una chacra ubicada en el ejido rural de la localidad de Fernández Oro. Las víctimas fueron cinco personas mayores que se encontraban festejando un cumpleaños de 80. Dos de ellos estuvieron inmovilizados bajo la acción de un dispositivo de defensa personal, usualmente llamado picana.

Para ingresar, los ladrones se hicieron pasar por testigos de Jehová y le pidieron agua al propietario de la chacra.

Durante el juicio, la fiscalía mencionó que hubo un ataque repentino y que actuaron “sin escrúpulos” y con mucha crueldad efectuaron descargas de electricidad a dos de los cinco presentes. El día del asalto la familia estaba preparando el festejo de un cumpleaños.

Uno de los integrantes del grupo familiar se encontraba juntando leña en la parte posterior de la chacra, pudo advertir el hecho y corrió a buscar ayuda. Luego llegó la Policía y a los pocos minutos Lirian y Arias fueron detenidos en inmediaciones de Puente Madera.

En 2016, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) rechazó la casación y confirmó la sentencia. La defensa recurrió a la Corte Suprema con un recurso de queja que, hace unas semanas, fue declarado inadmisible. Por esto el Tribunal dispuso la detención de los acusados para empezar con el cumplimiento de la sentencia.

Secured By miniOrange