Nicolás Furtado, Diosito: “Me sorprende todo lo que me pasó y me pasa”

FUTADO

Por Paula Bistagnino

Quedan sólo tres días para el fin del rodaje de Amor de película, una comedia romántica que va de la ficción a la realidad y que habla de las segundas oportunidades en el amor. Y, claro, tiene a un Nicolás Furtado muy distante y distinto a Diosito, el que hasta hoy y probablemente por muchísimos años –quien sabe cuántos- será el personaje de su vida: porque ya se prepara para El marginal 3, que empezará a grabarse a principios de 2019 y se verá en la segunda mitad del año. Después de dos temporadas en las que se ganó el protagonismo con su interpretación del menor y no por eso menos temible de los hermanos Borges, en esta tercera parte será el principal personaje de la historia: eso lo confirmaron los productores, aunque aún resta saber por dónde irá la trama.

“A mí me sigue sorprendiendo todo lo que me pasó y me pasa. Lo que pasó particularmente con Diosito es algo que ni en mis mejores sueños yo me podía imaginar cuando fui a hacer el casting para la serie”, dice el actor uruguayo que, con apenas 30 años y todavía muy pocos en la Argentina, ya tiene un lugar protagónico en la escena local televisiva y empieza a abrirse camino en el cine

¿Qué te atrajo de una historia de amor con Natalie Pérez?

Me llegó el libro y me enganchó la historia, pero además me gustó mucho lo diferente de este personaje de los que vengo haciendo. Así que con eso y después con la charla con el director me decidí a hacerlo. Además del género de comedia romántica, tiene mucho drama.

¿Para escaparle a Diosito?

Sí, un poco así pero también es un género que no había hecho. Al menos no en un proyecto así de grande como una película. Elijo los proyectos que tienen historias que quiero contar. Pero si además los personajes son diferentes, mejor.

¿Se parece un poco a vos este Martín que lucha por el amor?

No sé si se parece a mí. No tiene la transformación de Diosito y entonces físicamente se parece mucho más a mí. Y sí, tiene una historia de amor. Digamos que eso es mucho más cercano que la cárcel. Pero igual no significa que uno no tenga que trabajar esos personajes desde otros lugares.

¿Cómo fue trabajar con Natalie esta historia de amor?

Nos conocíamos por personas en común. Nos habíamos visto nomás, pero no habíamos trabajado juntos. Y la verdad es que pegamos muy buena onda de entrada y sobre todo la misma energía y ganas para contar esta historia. Los dos vimos lo mismo en la oportunidad de hacer esta película, así que trabajamos e hicimos aportes a la hora de filmar en el set. Está buenísimo cuando te inspira a eso y cuando está el lugar.

¿Cuánto impactó en tu vida esta exposición que te dio Diosito?

Por un lado, mucho, porque pasan cosas con lo que genera el personaje. Pero, por otro, no tanto porque yo trato de que no altere mi vida. A mí me gusta vivir muy tranquilo, soy tranquilo, y así vivo. Voy mucho a Uruguay a ver a mi familia, allá además están mis amigos de siempre. Trabajo para que nada de eso cambie, aunque sé que a la larga cambia inevitablemente.

Ya tuviste un paso por los programas de chimentos (por un rumor de romance con Soledad Fandiño). ¿Qué es lo que más te cuesta de lo que trae esta exposición?

No, no, la verdad es que desde que vine a Argentina y en todo ese tiempo la pasé bien. Siempre me trataron bien y me recibieron bien en todos lados. Y espero seguir así. Busco la tranquilidad y me gusta actuar, pero no me gusta para nada exponerme. Así que voy a ir por este camino.

FUENTE: LM NQN

Secured By miniOrange