Piden que se investigue la muerte de un preso en Navidad

carcel

Apareció ahorcado en su celda en el penal de Bariloche y la fiscalía archivó el expediente en cuatro días. La familia quiere una ampliación de la autopsia.

Jonathan González apareció la mañana de Navidad muerto en el baño de la celda 5, del pabellón 2 del penal de Bariloche. Estaba en la unidad penitenciara en calidad de procesado con prisión preventiva por el homicidio de Hugo Collihuin. La autopsia estableció que murió por asfixia mecánica por ahorcamiento.

La fiscal Silvia Paolini intervino en un primer momento porque se encontraba de turno. Pero cuatro días después la investigación de la muerte de González se cerró porque el fiscal Guillermo Lista resolvió archivar el expediente.

El archivo exprés de la investigación causó descontento entre los familiares directos de González. La madre del interno quería que la investigación despejara cualquier tipo de dudas. Por eso, se constituyó como querellante.

Fuentes que conocen el expediente explicaron que la querella cuestiona que Paolini dejara la investigación preliminar a cargo del personal del servicio penitenciario provincial. Las fuentes advirtieron que personal penitenciario tomó supuestamente los testimonios tanto a los celadores, que debían custodiar a González, como a dos internos que compartían la celda con él.

Los abogados por la querella Ana Vera y Marcos Miguel pidieron medidas de prueba como, por ejemplo, una ampliación de la autopsia, el secuestro de la historia criminológica de González del Penal 3 y que comparezcan a declarar el psicólogo y el psiquiatra que trabajan en la cárcel. El juez de turno les hizo lugar parcialmente a los pedidos. Además, surgió que González presentaba una lesión en una pierna por un perdigón de posta de goma.

Las fuentes reconocieron que González se encontraba sumergido en una depresión. Pocos días antes de Navidad había sido notificado desde la Justicia de Chubut de una audiencia de formulación de cargos por la causa por la muerte de su esposa y dos hijos en un siniestro vial. Plantearon que demandaba tratamiento psicológico.

El otro imputado en el crimen de Collihuin, Boris Hermosilla, está preso en Roca. Es el dueño del Onix vinculado con el caso Lucas Muñoz.
Secured By miniOrange