Polémica por la habilitación de un loteo en Fernández Oro

oro

La chacra fue subdividida y comercializada en parcelas de una hectárea que ya adquirieron unas 60 personas. La Municipalidad aseguró que al sur de la Ruta 22 está prohibido urbanizar.

Desde el Ejecutivo de Fernández Oro aseguraron que no dejarán “construir” en el loteo Michay porque “no está habilitado para la urbanización”. El lunes por la tarde funcionarios municipales y efectivos policiales clausuraron el loteo ubicado a unos 200 metros de la Ruta 22 en sentido al río, a pocos metros de la bodega Estepa. Fue por orden del Juzgado de Faltas orense.

El loteo tiene alrededor de 20 hectáreas y según el Ejecutivo hay unas 60 personas que compraron en ese lugar. Tras la denuncia de una vecina, el Municipio procedió a la clausura. El responsable del área de legales, Martín Rebaliatti, aseguró que tomarán “las medidas necesarias” en caso de que alguien comience a edificar.

El propietario de la tierra, Omar Dos Santos, presentó un proyecto para lotear el terreno durante la gestión del exintendente Juan Reggioni (FpV), sin embargo fue rechazado. En 2015 volvió a elevar otra iniciativa, pero encuadrada en una figura de unidades rurales.

El proyecto tenía como objetivo la producción de olivos y unidades territoriales de una hectárea.

Si bien es un alternativa de urbanización permitida, desde el Ejecutivo indicaron que ese sector no está habilitado para ningún tipo construcción de vivienda, ni subdivisiones. “Todos los proyectos que presentó el propietario fueron rechazados porque en ese lugar no se puede urbanizar, no está permitido”, insistió Rebaliatti.

Para tal fin debería modificarse el Código de Planeamiento Urbano o presentarse una ordenanza de excepción; en ambos casos deben pasar por el Concejo Deliberante. La gestión actual inició el año pasado un proyecto para planificar la urbanización de Fernández Oro y por eso hay mucha rigurosidad en las zonas no habilitadas para lotear.

Dos Santos indicó que la clausura se trató de una “cuestión política”. “La relación con los compradores es buenísima, de años. Vinieron con policías, fue innecesario”, expresó sobre la clausura.

Un comprador aseguró que “hasta el momento”, el trato con el propietario es bueno y que se “están gestionando los trámites para escriturar” en una escribanía de Cipolletti. Desde Legales adelantaron que no habilitarán las escrituras.

En el lugar está la vivienda del dueño y otra casa prefabricada que habría sido el objeto de la denuncia. “Esas personas son trabajadores, nosotros los dejamos quedarse acá y compraron una casa prefabricada vieja. Tienen cinco hijos”, dijo Dos Santos.

El municipio no tomará medidas contra esa familia, pero adelantaron que en caso de percibir algún comienzo de obra volverá a intervenir.

“No está permitido por el Código de Planeamiento urbano y tampoco se aprobarán las escrituras. La unidad mínima es de tres hectáreas”,
explicó el responsable del área de Legales, Martín Rebaliatti.
Secured By miniOrange