Pericia de la Corte Suprema complica al exintendente de Fernández Oro

riggioni

Buscan determinar el destino de más de 11 millones de pesos que no fueron justificados. Los fondos fueron enviados desde Nación para financiar viviendas.

EL paso de mandatos en la localidad de Fernández Oro estuvo teñido por denuncias y contradenuncias entre el actual intendente, Mariano Lavin y el exmandatario, Juan Reggioni. Tras las acusaciones por malversación de fondos que impulsó el actual jefe comunal, un nuevo revés podría complicar la situación de Reggioni, ya que la Corte Suprema de Justicia de la Nación elevó un peritaje para determinar el destino de fondos enviados desde el Gobierno Nacional para viviendas.

Peritos contables de la Corte Suprema definieron solicitar un peritaje relacionado con la causa que involucra al programa Techo Digno, mediante el cual el Gobierno Nacional destina fondos para la construcción de planes de viviendas sociales. La operación fue ordenada por la jueza federal María Carolina Pandolfi, del Juzgado Federal de Roca, para determinar “el efectivo ingreso de los fondos a las cuentas del municipio y en este caso, el destino de los fondos”, destacaron mediante un comunicado oficial.

Mediante esta causa, la Justicia investiga las posibles irregularidades que podrían haberse dado durante la gestión del exintendente de Fernández Oro, Juan Reggioni, sobre el manejo de los fondos destinados al segundo plan de 50 viviendas bajo la órbita de Techo Digno.

La pericia consta de 7 hojas y fue elevada por los expertos de la Corte Suprema, hacia el Juzgado Federal de Roca. Los resultados arrojaron los datos concretos: en el período que se analizó, es decir el año 2015 “ingresaron por parte del Estado Nacional $ 18.680.386,10, y se verificó que sólo se aplicaron al programa Techo Digno la suma de $ 6.815.397,87, surgiendo una diferencia de $ 11.864.988,23”.

Lavin destacó que la Justicia “debe investigar para definir que ocurrió con la diferencia de los más de 18 millones, que es lo que ingresó, y los 6 millones que se justificaron. Hay más de 11 millones que no se sabe en que se destinaron”, precisó.

En Fernández Oro se llevaron adelante dos planes bajo el programa Techo Digno, ambos de 50 viviendas. El intendente destacó que al comenzar su mandato, los dos planes estaban certificados al 100%, pero el primero de ellos solo presentaba un 80% de avance de obras y el otro apenas un 12%, lo que generó preocupación. “En el segundo plan solo estaban las plateas de las casas”, relató Lavin. Actualmente uno de ellos fue finalizado y sus adjudicatarios ya se encuentran viviendo allí de manera provisoria hasta que finalice la habilitación del gas y la obra de cloaca. El segundo plan tiene más de un 50% de avance en las obras.
Secured By miniOrange